Dejame que te cuente una historia, antes de que mis demonios me atrapen, antes de que tengas que irte....

8 sept. 2009

Polaroid involuntaria

Hace un año que cambiaste mis simples segundos por instantes… Cuando ni siquiera encontraba la parte que más me dolia, no eran ni los riñones ni el estomago, ni la cabeza ni los pulmones, era otro lugar… El alma- En ese frágil momento llegaste con una caja de curitas a salvarme.

Nada más cerraba los ojos y estabas cerca, era cuestión de decirte –Escuchame me siento vacia- Eres como mi Polaroid involuntaria que tome sin darme cuenta, estoy cargada de tantos tatuajes de ti que soy candidata a Freek de de circo, mi memoria es amplia y tu en mi mente eres irrempalzable como fantasma de casa vieja.

Mis recuerdos a tú lado son de muchas formas: los que se vibran en la boca del estomago, los que se gritan, los tristes, los amargos, los alegres, los del árbol, los de carcajadas, los de seriedad y los que duelen tanto, duelen tanto que a veces me espantan… Me ayudaste a dejar de ser el elástico de un calzon barato que a nadie convenció a pesar de la oferta y lo guarde en la bodega… me convertiste en tú amiga… En tú FELPIS

Cuantos caminos dormidos debemos recorrer, cuantos sueños debemos navegar para poder llegar a lo que nosotros llamamos Nuestro mundo… y ya no tener que volver a una Realidad finjida donde si vivimos bien, pero no mejor que cuando estamos juntos.

Que se desprendan las alas de nuestro avión en cuanto despeguemos, derrumbence los protocolos y cuesta arriba que estamos en el aeropuerto en la ultima terminal de la nada y del todo. Por que aquí entre nosotros empieza y termina todo, sin importar quien llega y quien se va… nosotros volamos lejos y no hay lugar para nadie más. (para Felipita sí)

Ta..





mi Felpo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

paez varela, un genio

Gitana mojada dijo...

paez varela?

Simples

Simples
en el silencio del acto.. radica su fortaleza