Dejame que te cuente una historia, antes de que mis demonios me atrapen, antes de que tengas que irte....

19 oct. 2009

http://monica.infrarrealismo.com/Kronos/kronos.html

[Tres soles, dos lunas]

Monica Gamenos...

Tu noche no termina con el sueño húmedo, que tuve con la luna.

Tus lamidas siempre duran más que la eternidad y por eso,
estoy segura de que si tu luna fuera la mía,
tu saliva, a flor de labios, sería un gran desierto.

Obseso, reseco, me estrujas sin piedad.
Haz decidido desvirgarme, de nuevo en cada intento,
sólo para no sentir la invasión de tu territorio,
lo que es lo mismo,
la invasión de mi cuerpo.

Obedéceme...


Mejor acuéstate de lado,
boca arriba te cae polvo en la mirada,
de espaldas se te seca el amor en la médula
y agachado, a cuatro patas,
no dejas de aullar.

Pero antes de dormir, déjame dos besos distintos en la boca;

sorbe a tragos la luz y el tiempo,
y dibuja ridículos corazones cruzados en la pared.
Por las madrugadas, cámbiate las escamas de cada noche,
por que estoy cansada de tu hedor…

Silenciosa, me cuido de que no leas mis pensamientos y
me obligas a retejerme entre tus brazos.
Sé que al amanecer, veremos caer la lluvia que nos deprime
y nos rejunta como caracoles en celo,
y que una vez terminada la tormenta que nos afloja el ánimo,
el Sol se asomará a nuestra habitación para supervisar
que seguimos intentando dar cabida en mi vientre a su hijo.

Mas, por ahora, dedico las horas a caminar sobre las arrugas de tus ojeras
y descubro mi rostro en el espejo de tu mirada.
De ti sólo espero que me evapores de nuevo en tu ácido
para no tener que limpiar el parabrisas de tu apática sonrisa,
de esa media luna que te protege del dolor,
de su forma y de su existencia.
Sólo espero que me evapores de nuevo en tu ácido,
para no lavar la vana ilusión en que te haz metido.

¿Porqué no me sorbes en tu tasa de té?
De todos modos sigo frente a la ventana de tu cuarto,
observando niños tocando niñas,
ancianos patriarcas acariciando sus manos,
perros lamiendo gatos.


Bajo el sol, vuelve a las dunas de las almohadas,

y ahí, enamórame como el viento lo hace con la rama.
Deja de interrogarme, por que ya no sé quien soy,
ya no sé si hablo tu idioma,
ya no sé si puedo esperar de ti algo más que la cura del cáncer,
algo más que la vacuna contra el sida,
algo más que tus críticas sin fundamento.



Sólo dime, ¡Contesta!,



¿Qué me has hecho?



Por que ya no creo en tus palabras…



Por que tus promesas me suenan a mentiras en rima,



a canciones gastadas, a comerciales idiotas



que venden un segundo de felicidad barata y simple.








Sólo dime,



¡Contesta!







¿Qué me has hecho?

13 oct. 2009

Salmo-Nelly Keoseyán

Nunca le pregunté al destino



si me tocaba seguirte.

Simplemente me fui.

Me desnudé y te dije:

bajemos. Metámonos

más hondo en el infierno.

Hagamos ahí dentro en lo obscuro

el paraíso del placer.

Abre la puerta negra

Hurga Entra

Desciende el misterioso abismo.

Y tu pasión fue mía y tu goce.

Luego te di mi alma y te dije:

Haz de mi fuego el tuyo

Bebe de mí

Muere de amor conmigo.

Te haré mitad demonio y mitad santo

Te saciaré con látigos y con cilicios

Te ataré a la pilastra y al muro

y a la cruz del martirio

hasta que estalles.

Hasta que nazcas por dentro en mí

y en un instante sin fin te fugues

de la cárcel del cuerpo.

Y me arrojé contigo al precipicio.

Simples

Simples
en el silencio del acto.. radica su fortaleza